Conozca Montezuma Costa Rica

Montezuma es un pequeño y muy particular pueblo situado en el sur de La Península de Nicoya, en las costas del océano pacífico costarricense. Un pequeño pueblo inmerso en una exuberante naturaleza: 7 diferentes playas cada una con su particular encanto, 4 refrescantes ríos y riachuelos, variedad de cataratas (Villa Pochote está situada a escasos 10 minutos a pie de las famosas cataratas del Río Montezuma), bosques y mucha vida silvestre. ¡Un lugar lleno de magnetismo y magia!

Montezuma Costa Rica

Haga click en la imagen para verla ampliada en una ventana flotante

En el pueblito de Montezuma, a 1,5 Kms De Villa Pochote, usted encuentra, dos pequeños pero bien surtidos súper mercados, un cajero automático ATM, una librería, 17 restaurantes con cocina costarricense, japonesa, árabe, mediterránea, vegetariana, orgánica … una deliciosa “Gelateria” italiana, 10 tiendas de ropa y suvenires, un cine, 4 estudios de Yoga, 3 spas, un mercado orgánico los sábados en las mañanas en el Parque Infantil … ¡en fin! Todo lo necesario para tener unas maravillosas vacaciones.

Además puede usted disfrutar de excursiones a la Isla Tortuga, paseos a caballo por playas o montañas, visitas guiadas a las Reservas y Parques Nacionales cercanos y canopy sobre el Río Montezuma y sus cascadas.

Si quisiera aprovechar sus vacaciones para aprender algo nuevo, podría llevar cursos de inglés o italiano, sacar su licencia internacional de buceo con tanques o incursionar en el emocionante mundo del surfing.
Si en cambio prefiere algo más tranquilo podría disfrutar de las clases de yoga grupales en uno de los Estudios de Montezuma o tener una clase privada asistida, o una sesión de body work, o de yoga-río en Piedra Colorada, o de una caminata tonificante y relajante a Playa Grande, o de masajes Thai, relajantes o con piedras calientes, lo que necesite para realmente relajarse y descansar!

La siguiente es una reseña de la historia reciente de Montezuma:

Hace apenas 50 años Montezuma era el puerto de salida de toda la producción agrícola de las tierras altas que la rodean, cuentan los viejos de la zona de los desfiles de carretas de bueyes que se formaban todos los días de lancha, como le llamaban en ese tiempo a los días en que llegaba la embarcación procedente de Puntarenas. Un pequeño, limpio y tranquilo puerto, enmarcado por la más auténtica y viva naturaleza…
A mediados de los años 70 se construyó la carretera que comunica Paquera con Cóbano, por lo que Montezuma dejó de ser un puerto y se convirtió en un maravilloso y realmente mágico pueblecito de pescadores.

Hace apenas 30 años Montezuma era un encantador lugar del planeta, situada a los pies de dos enormes acantilados, desde donde bajan seis pequeños y grandes ríos, todos ellos llenos de pozas, pocitas y cataratas; ocho diferentes y fascinantes playas, de arenas cuyos matices van del marfil en Las Manchas hasta el gris oscuro y particular de Playa Grande, maravillosos y frondosos bosques que albergan infinidad de especies nativas y además: mapaches, osos hormigueros, pizotes, ardillas, guatusas, martillas, venados, zainos, monos congos y cariblancos, manigordos, tepezcuintles y tolomucos, por citar algunos de ellos … y todo esto conviviendo en la mayor de las armonías …

Esto atrajo a los primeros extranjeros que no pudieron resistir el magnetismo y fascinación que ejerció Montezuma sobre ellos y se quedaron para siempre…

Don Nicolás y doña Karen, él sueco y ella danesa, fundaron la primera área protegida de Costa Rica: La Reserva Natural Absoluta de Cabo Blanco que dio origen al resto de áreas protegidas que hacen que Costa Rica tenga hoy el 25% de su territorio bajo algún régimen de protección. Los siguieron Albert y Gitza, él estadounidense y ella italiana; adquirieron muchas tierras, él para la conservación y para la investigación de una especie de uva que se diera en el trópico, a la que dedicó gran parte de su vida; ella para la ganadería que era una de sus grandes pasiones. A esos cuatro primeros extranjeros, cuyos cuerpos nos abandonaron, pero cuyos espíritus habitan las montañas, ríos, viñedos, potreros y playas que tantas veces recorrieron, les agradece hoy Montezuma el tener toda el área entre Piedra Colorada y Cocalito bajo regímenes de protección.

Poco a poco Montezuma empezó a ser visitada, primero por bailarines, pintores, músicos … todo tipo de artistas y bohemios nacionales; después por extranjeros: italianos, alemanes, españoles, griegos, estadounidenses, holandeses, suizos, daneses, austriacos, argentinos, colombianos, peruanos, uruguayos … quienes también quedaron cautivos de la magia de este lugar…

Montezuma es hoy un lugar muy especial, su pequeño y cosmopolita pueblo tiene un ambiente único en donde se disfruta de infinidad de actividades … y alejándose tan solo unos pocos pasos del centro del pueblo, se empiezan a descubrir: 8 maravillosas y diferentes playas, cuatro ríos de aguas frescas con deliciosas, tonificantes o acariciantes cascadas, montañas con todos los tonos de verde imaginables, cielos estrellados o playas iluminadas por la luz de la luna llena y kilómetros de montañas, ríos y playas protegidos, habitados aún por la flora y fauna de este maravilloso rinconcito del planeta …

Texto escrito por: Rebeca Quesada Güell. Se prohíbe su reproducción en todo o en parte. Última modificación, 28 de febrero del 2013.